viernes, 1 de julio de 2016

5 años de blog


Yea, all things live forever, though at times they sleep and are forgotten. H. Rider Haggard.

5 años de blog y no se me ocurre qué contar. Me queda el socorrido recurso de los ingleses: hablar del tiempo. En esta época el tema no da para mucho: es verano y hace un calor sofocante. Claro que, tratándose de un cumpleaños, parece más adecuado escribir sobre el otro tipo de tiempo, con distinta etimología. Un tema curioso el de la etimología, el weather inglés comparte origen germánico con wind (viento), lo que de por sí da idea del maravilloso clima de las islas británicas. El tempus latino se refiere a un momento puntual de tiempo, y por eso se asocia al clima de ese momento, mientras que al todo hace referencia aevus, de donde surge longevo, que también genera aetas, del que provienen edad y eterno. (Hasta aquí la sección lingüística, que dejo para el Catedrático y la Señora).

¡5 años! No, no voy a echar la vista atrás, he preferido dejarme llevar.
.....................

TIEMPO, MÚSICA Y VIDA

Un día a día, eso es la vida. Un fragmento infinitesimal del tiempo del universo, un trozo compartido de eternidad. La vida es un reloj que avanza y retrocede con cada movimiento de sus manecillas, se aleja del principio y se acerca al final. En los recuerdos ese tiempo se dobla y el presente se cruza con un instante marcha atrás mientras sigue hacia adelante. ¿Y que ocurre al alejarse? El tiempo se queda, y se va contigo, es un mismo tiempo de recuerdos distintos.

Un fragmento del tiempo es también una nota, un compás, una melodía. Tiempo, música y vida comparten la misma esencia. La música es la huella que la vida deja a su paso, el eco de un movimiento, una vibración semejante a la de la aguja que recorre un surco sobre un disco. Cada suceso posee un ritmo, un estribillo, un verso, y estrofa a estrofa completan la sinfonía, una oscilación en el tiempo, épocas que confluyen y se separan, universos que se extienden en un vacío que no es tal.
.....................

Puestos a dejarse llevar, sin cambiar de tema, nada como una cita de Ray Bradbury...

El gran reloj lunar era un molino, dijo. Registra todos los granos del Tiempo -los grandes granos de los siglos, y los pequeños de los años, y los diminutos de las horas y los minutos- y el reloj los pulveriza, suelta el Tiempo en silencio como un polen fino que el frío viento arrastra para cubrir con su polvo cada rincón de la ciudad. Las esporas de ese reloj se alojan en tu carne para arrugarla, para hacer crecer tus huesos hasta dimensiones monstruosas, para deformar tus pies hasta reventar tus zapatos. ¡Oh, cómo esa grandiosa máquina de la torre repartía el Tiempo en el viento! Ray Bradbury. 
.....................

Y, por supuesto, no debe faltar la música... ¡Ella!


9 comentarios:

Javier Comas Arte Radiográfico dijo...

Muchas felicidades. Lo bueno del tiempo es que lo vas contando. Llenándolo de vivencias. Y como estoy días estamos otra vez de gira vinícola. Recordar que las raíces más viejas de las vides son las más sabias. Con el tiempo buscan los mejores nutrientes y sólo toman lo que necesitan. El tiempo las vuelve sabias. Un abrazo y a cumplir la mayoría de edad con el blog. Te queda mucho por vivir y por escribir

Emerencia Joseme dijo...

Felicidades!!! También el tiempo te ayuda a conocer las personas, la muestra como son en realidad "Porque es una chica excelente, porque es una chica excelente, y siempre lo seráaaaa, y siempre lo seráaaa" Besos, besos

Scherezade dijo...

El tiempo lo es todo. Un contable y un maestro que va sumando dïa a día, experiencia a experiencia. va restando lo negativo, dividiendo entre los amigos y multiplicandose en afectos. Es la memoria de nuestros recuerdos,la realidad de nuestro presente y los sueños del porvenir.El tiempo es siempre relativo. Un segundo segundo, día o un año pueden hacersemos cortos o eternos y para que no nos aburramos están las distintas estaciones. pero sobre todo es un gran cirujano con sentido del humor ( y bastante mala leche) que transforma el alma (y el Físico)de las personas. Somos aquello en lo que su paso nos ha convertido manteniendo nuestra esencia. Tu eres grande

Sol Elarien dijo...

Muchas gracias. Javier, ya tienes otra excusa para brindar. Un beso, Eme, el que el blog cumpla años es solo cuestión de tiempo;) Schrezade, el tiempo es un matasanos, a veces cura pero el final acaba con uno.
Muchos besos.

Maria Jose Alvarez dijo...

Pues yo...me siento «prota» de que empezara...el mérito de que sigsmos enganchados...tuyo. Me acuerdo de esa comida!! Enhorabuena!!!

Sol Elarien dijo...

Sí, sí, te hago totalmente responsable. ¡Si es muy fácil! Dame un título y yo te monto la página. Y aquí sigo, escribiendo para no irme de tiendas (aunque las recomendaciones de compras fueran el motivo por el que empezó el blog). Muchos besos.

señora dijo...

Muchas felicidades desde la playa, desde donde te puedo seguir este año gracias al gran invento que a acabo de adquirir. Que puedas seguir muchos años.

Madame Santal dijo...

¡Enhorabuena por esa constancia, nada menos que cinco años actualizando este blog, eso es toda una hazaña!
Y en verdad permanecer cinco años, que se dicen así con dos palabras, suponen vocación bloguera, constancia y fidelidad a este hábito de sumar nuevas publicaciones, como si se tratase de poner más flores en un jarrón o aumentar el número de libros de una estantería... Creo que en mi caso, no sé si hubiera durado tantos años, porque confieso que no soy persona dada a las costumbres, por eso valoro tanto a quien lo hace.

Por otro lado aunque al principio no sabías de qué hablar, lo cierto es que te ha quedado una entrada completita (abarcando desde la lingüistica hasta la música, pasando por una poética cita de Ray Bradbury).

Muchas gracias por seguir al pie del cañón inventando "melodías" escritas, guisadas o pasadas por el despacho de un gran lingüista.

Besos

Carmen dijo...

Pues nada...habrá que seguir soplando velas, los cumpleaños son siempre motivo de satisfacción y de alegría ¡Muchas felicidades blog!