jueves, 17 de marzo de 2016

Un pequeño misterio

Desde hace unos años, por iniciativa de una de mis amigas, participo en el concurso de microrrelatos de la semana cultural del colegio de sus hijos, un concurso para padres que se amplía a los amigos (categoría en la que entro yo). Este año las reglas obligaban a utilizar al menos tres palabras de una lista de términos en desuso. Todos los años he terminado finalista y éste no ha sido una excepción, aquí dejo mi microrrelato. 

UN PEQUEÑO MISTERIO

Estoy muerto. No sé cómo ha ocurrido pero me he despertado dentro de un ataúd, rodeado de gente taciturna que se asomaba a mis restos para pagar sus respetos. ¿Lo último que recuerdo? Leía un libro, estaba tan enmimismado en la historia que no me enteraba de nada de lo que pasaba a mi alrededor. Podía haberse caído la habitación con el guirigay que tenían montado mis nietos que no me habría dado ni cuenta; ser un poco sordo tiene sus ventajas. La pequeña es un primor, le gusta darme a probar los manjares que prepara en la cocinita que le regalé. No comprendo cómo un juguete tan pequeño da para albergar tantísimos cachivaches, en ese mueble termina todo lo que se pierde en la casa. Ahora que lo pienso... ¿dónde andará la caja de matarratas que no encontraba esta mañana? ¡Córcholis! ¡Matarratas! Mucho me temo que acabo de descubrir la clave del misterio.

17 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Una genialidad. No me sorprende que te hayas llevado un premio, la pieza es buenísima. Un fuerte abrazo.

Mary del palacio jouve dijo...

Me ha encantado el puntito negro que tiene la historia

Javier Comas Carrasco dijo...

Humor negro , muy bueno... Enhorabuena. Ahora me pregunto, ¿tan mayor soy, que no distingo palabras en desuso?

Javier Comas Carrasco dijo...

¿Cachivache, taciturno, guirigay? ¿Son esas las palabras? Desvela el misterio, ¡por favor!

Sol Elarien dijo...

Me alegro de que os guste, aunque aclaro que no gané, me quedé en finalista.
Además de las palabras que apunta Javier, usé alguna más de las que sugerían: primor, córcholis y creo que manjar también la incluían. Para entretenerme, y ponerme a prueba, escribí una versión más larga en la que usé todas las palabras de la lista (ya la pondré otro día en el blog).
Besos.

Eulàlia Grifol dijo...

Ya sabes que me encantas como escritora, te lo he dicho un monton de veces, seria la presidenta de tu club de fans si lo tuvieraa. Pero tambien me encantas como medico! Eres buena! Asi que ya lo sabes escribe o prescribe todo se te da muy bien! Besos de la que te ha empujado a escribir microrrelatos durante estos años.

el tito Paco dijo...

Estaba tan enmimismado.
Ya sé que para mucha gente está lexicalizado; pero no es así.
Quizás un cuento sobre una niña que mata a su abuelo no es lo más indicado para el primer premio de un colegio. Elegir los temas en función del público es esencial: explica el éxito de Pérez Reverte, por ejemplo. Y, como abuelo, protesto.

ELVIRA dijo...

Me la he tenido que leer dos veces para asegurarme de que no me confundía....muy bien escrito, aunque ya sabes que soy mas de finales felices.

Sol Elarien dijo...

Sí, quizá el tema no fuese el idóneo pero es el que se me ocurrió, aunque también tiene algo de educativo. Cuando de pequeñas preparábamos comiditas nunca se las dábamos a probar a los mayores, que estoy segura se habrían negado en rotundo. Mejor seguir así.
Besos.

Yolanda Rodriguez dijo...

Genial Sol!!!
Claro, conciso, contundebte...
Enhorabuena!

José Miguel Díaz Hernández dijo...

Muy bueno Sol: me ha recordado la habitación del patio de la granja donde estaba la depuradora.

Felicidades. Un beso.

Chelo dijo...

Buenísimo, Sol. Tu imaginación es genial, daba igual las palabras que te propusiesen, para ser un micro te ha quedado redondo, ¡enhorabuena por ser finalista!
Un besooo

Sol Elarien dijo...

Al principio pensé no participar, no me llegaba ninguna idea buena, pero empecé a leer un cuento de García Márquez y apareció la inspiración para la primera frase. A partir de ahí, fue todo rodado. Y sí, el ambiente tiene mucho de la granja.
Besos y muchas gracias

joseme españoles dijo...

Me encantó, jaja ,lo he compartido, cuántas veces he hecho cocinicas. Yo vivía en el campo rodeada de animalillas, plantas, ...plantas yo cogía de todas para hacer los "puchericos" cuando fui mayor, estudié biología y jo, cuanta planta venenosa usé entonces, menos mal que yo se lo daba probar a los gatos, y estos eran más sabios que yo. Un abrazo

Maria del Carmen Píriz dijo...

Me ha encantado tu micro es un relato que no te deja indiferente
y tiene un punto al final de muerte. Un abrazo

Yo misma dijo...

Me ha encantado!

canela988 dijo...

Sol me ha parecido encantador y divertido, mira que el temita que has elegido no da para bromas y has conseguido un final algo así como de humor negro muy interesante. Espero que el relato ganador te parezca mejor que el tuyo ya que así duele menos el que otro se lleve el premio. Un apunte, no sé sí las palabras que comentas están en desuso pero más bien yo diría que para quien no lee. No te desanimes que los caminos de letras nunca fueron fáciles.
Un beso