miércoles, 29 de octubre de 2014

Proyección

Se define proyección como el "mecanismo de defensa a través del cual el individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo atribuyendo incorrectamente a los demás, sentimientos, impulsos o pensamientos propios, que le resultan inaceptables o que le generan negación." En resumen: consiste en asignar a los demás los defectos propios.

El mal pensado es así porque no puede evitar ser desconfiado por naturaleza, él mismo es un intrigante y espera lo mismo del resto. Sin embargo, aunque a veces uno se convierta en víctima de alguna de sus injustas acusaciones es mejor no contraatacar. Comparto lo que dice una de mis mejores amigas: no tenemos que iluminar al que le gusta ir por la vida con gafas oscuras. No hay mayor placer, al final del día, que haber sido fiel a uno mismo.

Cuando se toma una decisión es importante tener en cuenta que nunca se satisfará a todo el mundo. Hagas lo que hagas y cómo lo hagas siempre habrá alguien descontento. Te criticaran, te reprenderán, encontrarás quien te querrá guiar en la dirección correcta o el que pretenderá corregirte y hacer que cambies tu forma de actuar. Algunos te malinterpretarán e incluso te abrirán los ojos y desvelarán la intención oculta tras tus actos, y que tú hasta ese momento, pobre ingenua, desconocías. Tal revelación conlleva un disgusto aunque el motivo no es porque no se te haya ocurrido a ti aprovecharte de la situación, cuando era tan sencillo hacerlo, ni tampoco porque te hayan pillado en falta, sino porque descubres la opinión de otros sobre ti y la idea de que te crean culpable de semejante maquinación supone una sorpresa muy desagradable y una gran decepción.

De la desilusión se aprende. Solemos tomar como modelos a aquellos que admiramos y, tras superar el desengaño, lo que se refuerza es la propia independencia. Se ve claro lo que se puede esperar, se sabe que no se puede contar con ese apoyo. No obstante, no por una acusación injusta se cambia de proceder si se está convencido de lo que se hace. Así sólo actúan los borregos, los que por entrar dentro del rebaño son capaces de relegar sus ideales.

Por supuesto sé que así no llegaré lejos, aunque eso es relativo, depende del concepto de cada uno de llegar lejos. La vida es corta y hay que procurar ser feliz y disfrutarla y, por supuesto, compartir esa felicidad. Al que le moleste le recomiendo que siga el consejo de mi amiga y mire para otro lado. ¡Hay mucha más gente para criticar!

3 comentarios:

Señora dijo...

El apartado del comportamiento y su interpretación por parte de los demás es un capítulo que da para mucho, pero que se puede resumir en la idea de ser una fiel a sí misma. Eso no quiere decir que no se acuda a la gente que te quiere bien en busca de luz o apoyo cuando las cosas no están claras, pero si una vez hecha la consulta los puntos de vista no coinciden ni convencen, siempre he pensado que es mejor equivocarse haciendo lo que una cree que haciendo lo que puedan pensar los demás. No hay peor cosa que tropezar por seguir el consejo ajeno.

Yo misma dijo...

Me parecen muy sabias conclusiones, tanto la del post con la de Señora. Besos.

María José Rodrigo Hernández dijo...

Inteligente reflexión, llena de buenos consejos para conducirse por la vida. Un beso.