miércoles, 25 de mayo de 2016

Eristal


ERISTAL

Hay lágrimas de mar en la orilla,
lágrimas que lloró el alba
y que enjugaron las aguas
con una esponja marina.
Lamentos de luz que manan
del canto de las sirenas
en un llanto de burbujas
y un eco de brisa y agua.
Cristales de sal, diamantes,
arrancados de la sima
de las profundidades.

En el fondo del abismo,
Oceánida grita.
No llora, nunca volverá a llorar;
la bruja secó sus lágrimas,
la engañó con sus palabras
mientras guardaba su magia
en esferas encantadas.

Llora el agua que era libre
al verse esclava en el seno
de un globo de mesoglea.
Son sollozos prisioneros
en los que aún late con fuerza
un sol que se despereza.
Una campana que guarda
la esencia vital de Gaia,
y late al acariciarla
con memorias olvidadas.

En el litoral hay cuerpos
que ruedan entre las rocas.
Son reflejos de azul cielo
y mil destellos de aurora
que se bañan o se secan
al capricho de mareas;
son reliquias encantadas,
fragmentos de agua cautiva
que al luchar con su destino
flotaron hasta la orilla.
Celdas de lágrimas muertas
que navegaron a tierra
como una flor marinera.
Erizos de sal y cristal
aún yacen en el océano
inermes sobre su lecho.

Un fruto de mar parecen,
tiernos y jugosos granos
de la dulce gelatina
de una granada marina.
Al recogerla en la arena,
solo quise protegerla.
Le busqué un hueco en mi mesa
donde poder estudiar
mi hermosa fruta de mar.
Al mirarte, he de estrujarte,
como una gominola, morderte,
o colgarte en mi ventana
junto a la luz de otra gota
tallada en cristal de roca.

Noto un nudo en la garganta
y en mis ojos brotan lágrimas
salpicadas de nostalgia.
Debes volver a la orilla
antes de que llegue el día
que dejes de ser... un agua viva.

Si queréis conocer la historia del porqué de esta poesía y ver qué la inspiró, tendréis que visitar su origen:  http://viajeyfotos.blogspot.com.es/2016/05/seres-transparentes.html

2 comentarios:

Emerencia Joseme dijo...

Es genial el dibujo, encierra algo maravilloso, si que le va "como anillo al dedo" besos y gracias por participar, es un regalo tenerte siempre "TRANSPARENTE"

Rosa Berros Canuria dijo...

Realemente, el cuadro de O'Keefe parece que lo hubiera hecho jugando con nosotras a ponerle nombre e imagen al ente. Preciosa pintura, muy bien escogida y una poseía muy marina para Eristal.
Un beso