martes, 5 de agosto de 2014

Marilyn Monroe en sus propias palabras

1 comentario:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Sol, buenos días. Marilyn, un icono de un potencial tan descomunal que cualquier acercamiento a su figura se hace complicado. Durante muchísimos años, se glorificó su físico (a la vista siempre ha estado que motivos no faltan para ello —y conste que no es mi tipo...—) en detrimento de su inteligencia (o sea, la típica 'rubia tonta'), y, en estos últimos años, hay una corriente que parece querer reivindicar un cierto halo intelectual del personaje, a base de libros, declaraciones y proclamas que nos las muestran ingeniosa, clarividente y poco menos que dueña de un cerebro privilegiado. ¿Y cuál es la Marilyn real? Me temo que ésa nadie la conoció, en su momento, ni nadie la conocerá, para los restos. Supongo que ni la una ni la otra, sino todo lo contrario, que es lo que suele suceder. Supongo...

Un abrazo y buen día.