jueves, 8 de marzo de 2012

¡Felicidades MJ!

Girl Playing Piano by Jessie Willcox Smith
En la granja me gustaba salir a leer al porche por las mañanas, pese al inconveniente que suponía el estar tan a la vista y ser presa fácil para ser cazada y obligada a realizar tareas domésticas. La razón de arriesgarme a esa contingencia se debía a que mi prima MJ se pasaba dos horas ensayando sus lecciones de piano. El instrumento estaba al lado de la ventana por lo que podía leer al mismo tiempo que disfrutaba de la música.

En una caterva de primos del tamaño de la nuestra, era inevitable que se formasen grupos. Dado que las más introvertidas, con diferencia, eramos MJ y yo y que además, MJ no llevaba muy bien las disposiciones de mi hermanísima (a lo que me unía porque ya las padecía bastante cuando no tenía al resto de la familia alrededor), nuestra unión era algo natural, dentro de que el vínculo entre ambas no era de "inseparables" sino que gozábamos de una amplia independencia. En ocasiones, nuestra asociación se podría incluso denominar "de conveniencia".

La adolescencia nos afectó de formas muy distintas. A mí me creció la nariz y me cubrió el acné. Sin embargo, a ella, le dio luz a la piel, le perfiló las facciones y destacó sus ojos azules. Se convirtió en un auténtico bellezón, al igual que el resto de sus hermanas cuando pasaron por esa fase. En mi opinión creo que se debería realizar un estudio genético de la familia para averiguar el porqué de ese peculiar rasgo. Ese secreto de belleza valdría su precio no en oro, sino en kilates de diamante. Por supuesto, y pese a que no se dulcificó su fuerte carácter, los chicos caían como moscas ante su presencia. No obstante ella tenía las cosas muy claras y era en extremo selectiva.

Cupido la afectó como a todo el mundo y el candidato elegido, si bien cumplía una serie de requisitos deseables, entre ellos no se hallaba el de valorarla en su justa medida, sino más bien el de querer lucirla a su lado a modo de florero. La relación progresó con sus más y sus menos, pese a ello se casaron aunque, por desgracia, no vivieron felices para siempre aunque sí que tuvieron dos preciosos niños con los que mi prima saca toda su faceta de gran madraza y que quiere con locura, tanto como quería a su sobrina.

El fracaso sentimental no la hundió (es insumergible). Cuando se sintió con ganas de compartir su vida con una nueva pareja, sólo tuvo que dar la consabida patada en el suelo para que apareciese un candidato que adoraba cada uno de sus pasos. Entre otros factores, la distancia contribuyó a malograr la relación. No obstante, el cambio la ayudo a recuperar su autoestima y a escarmentar sobre los presumidos pretenciosos. También la dura experiencia sirvió para integrarla más en la familia y hacer más cariñosa su naturaleza algo arisca.

¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES GUAPÍSIMA!

5 comentarios:

Mariajo dijo...

Querida Grumpy: muchísimas gracias por tu post. Me ha encantado. Me he reido mucho recordando viejos tiempos, y, aunque creo que te has pasado con lo del bellezón, por mi, puedes pasarte todo lo que quieras.
No me imaginaba que te acordaras de tantas cosas, y veo que me conoces mejor de lo que yo pensaba.Es verdad que siempre he sido un poco introvertida, o incluso arisca, pero se debía solo a que tambien he sido muy tímida, aunque mi aspecto pudiera decir lo contrario. Pero creo que todos sabeis lo mucho que os quiero y que siempre podreis contar conmigo para lo que sea.
Muchas gracias otra vez.
Besos.

Carmen dijo...

¡Qué bonita respuesta! Me alegro de que disfrutaras con el post. ¡Cuántos recuerdos! Quería añadir que además de todo lo que ha puesto mi hermana, nunca he visto a nadie (salvo a ella misma) que quisiera tanto y tan incondicionalmente a sus hermanas y sobrinos y que estuviera ahí en los momentos duros con su hermana y su sobrina tanto como tú lo estuviste. Además de eso eres una "mama gallina" siempre pendiente de sus polluelos.
¡Muchas felicidades otra vez!

Anónimo dijo...

Cuando miras atrás, te das cuenta de cuantas cosas hemos vivido todos juntos; hay tantos recuerdos asociados de unos primos con otros, de los enredos y aventuras vividos...
Con mi hermana MJ chocaba mucho de pequeña, como les ha pasado a muchos de mis primos con sus hermanos; con el tiempo, no solo ha mejorado la relación, también fue una de las 'mamas postizas' de mi hija a la que adoraba (siempre fue su bichuchín). Muchas felicidades, hermana: Sole.

María dijo...

Muchas gracias a las tres. Ahora, si cabe, me gusta aún más.

Anónimo dijo...

No cabe en un alma sóla salvo la suya un carácter tan noble y a la vez tan duro. Tanta belleza y egoísmo son consecuencias una de otra. Amante irracional e incondicional hasta la locura y autodestrucción de quien ama, no sabe querer, pero lo hace como todos lo desearíamos.

Cuidado, esta mujer vale muchísimo.


El miserable amante en su figura.