viernes, 13 de enero de 2012

Tarta de manzana

Willcox-Smith
Me gusta la tarta de manzana, pero no todas las tartas de manzana, a muchas de ellas encuentro que les falta gracia. Mi favorita es la que hacían en la Pastelería Palacios, en la Plaza del Poniente en Valladolid (tras cambiar de dueños, que no de obrador ni de recetas, ahora se llama Pastelería Maro Vallés). La última que tomé de allí fue en la barbacoa de finales de Noviembre en casa de mi hermano, aprovechando que aún hacía un tiempo lo bastante agradable como para comer en su terraza. Mi madre había ido un par de días antes a visitar a unos amigos y todos sus hijos le hicimos el mismo encargo. No sólo se trajo la tarta sino que añadió una bandeja de pasteles, de nuestros favoritos, con lo que el hueco reservado en aquella celebración para el postre se quedó pequeño enseguida y hubo que esforzarse y apretar un poco el contenido gástrico (lo que se logra desabrochando disimuladamente algún botón del pantalón).

Mi cuñado (de hermanita) para contribuir al tema, se trajo unas manzanas del pueblo, cogidas de sus árboles. Pese a que su aspecto no es el más liso y bonito del mundo, su sabor es delicioso. Tienen esa combinación de dulce, jugoso y un punto ácido que es tan difícil de encontrar en las de las tiendas.

Aunque no las hacía con las manzanas de mi cuñado, y tampoco se acercaban a la excelencia de las de Maro Vallés, mis recetas de tarta de manzana gozaban de cierto éxito en mi entorno. Una de ellas la solía hacer de estudiante para llevarla en mi cumpleaños a clase y compartirla con mis amigas al terminar. Lógicamente, tras toda una mañana de tomar apuntes, el hambre apretaba y de aquella celebración no quedaban ni las migas.

La otra tarta, la Tarta Tatin, la descubrí una vez empezada la residencia. Es aún más fácil y cuando la hago vuela aún más rápido que la anterior. La llevé al hospital en mi primer año de residencia con motivo de mi cumpleaños y, los adjuntos, se dedicaron a hacer excursiones furtivas a la nevera de las enfermeras de planta para darle pequeños tientos. A base de probatinas, el pastel se esfumó, salvo por un trozo testimonial también llamado comunmente "de la verguenza". Repetí la receta en Nochebuena y hasta a House le gusto, y eso que no es goloso. Aquí van las dos recetas a escoger la que más se adapte a las preferencias de cada uno. Por cierto, ambas se pueden realizar también con pera, mezcla de manzana y pera y, la tatin, también se elabora con ruibarbo o con melocotón. La de Oriol Balaguer lleva tiempo mirándome desde el escaparate, en la esquina de Ortega y Gasset con General Pardiñas, aunque no me animo a comprarla, precisamente porque esta tarta no figura entre los postres favoritos del Dr. House.

Tatin de Oriol Balaguer
TARTA TATIN
Ingredientes
6 manzanas reinetas grandes cortadas en cuñas gruesas.
Zumo de un limón
Azúcar moreno (unas 4 ó 5 cucharadas soperas)
1 placa de hojaldre (también sirve masa quebrada)
Elaboración
Espolvorear unas 3 cucharadas de azúcar moreno sobre el fondo de un molde antiadherente para que, al cocer, haga caramelo y dé brillo a la superficie de la tarta. Si se quiere, se le puede añadir un par de cucharadas de ron o amaretto para aromatizarlo. Colocar una capa de trozos de manzana. Repartir el resto del azúcar sobre estas (también se puede espolvorear una pizca de canela, aunque sin abusar) y colocar por encima una segunda capa de manzanas.
Cocer a 180º unos 35-40 minutos.
Poner encima la placa de hojaldre cortada algo más grande que el molde, pincharla con un tenedor y cocer unos 10 minutos hasta que este dorada)
Dejar templar antes de desmoldar (al revés). Para ello, poner un plato sobre el hojaldre y darle la vuelta a la tarta. Voilà!


TARTA DE MANZANA CREMOSA
Ingredientes
4 manzanas Golden grandes + 2 de adorno
Medio vaso de harina
1 vaso de leche
Medio vaso de azúcar
1 cucharadita de levadura Royal
2 huevos

Elaboración
Reservar las dos manzanas de adorno y mezclar el resto de los ingredientes con la batidora.
Engrasar un molde y verter la mezcla en un molde antiadherente (o engrasado y espolvoreado de harina para evitar que se pegue).
Cortar las dos manzanas en láminas ( personalmente me gusta más cuando no son demasiado finas, me parece que gana en sabor) y colocarlas por encima con un diseño en círculos concéntricos de manera que los gajos se solapen ligeramente.
Horno a unos 190º (número 6) durante una media hora.
Untar con almíbar para darle brillo (la forma sencilla de hacerlo es mezclar un par de cucharadas de mermelada de melocotón, o miel, con la misma cantidad de agua, calentar al microondas un minuto, hasta que burbujee, y extender bien por encima de la tarta)
Opcional: Se le pueden añadir a la masa unas pasas remojadas en ron o cognac.

6 comentarios:

Sole dijo...

Lo tengo claro, prima, leo tus recetas para torturarme...con la dieta no puedo comer dulces, aunque como manzanas muy a menudo y algunas veces para 'cambiar' las aso con un poco de sacarina y canela para tomar dulce...cada uno se apaña como puede. Me encantaría comer de las dos tartas, a mi también me gusta mucho la tarta de manzana y en general todos los postres caseros. Me encantan las tartas de hojaldre, más que las de bizcocho,y las tartas de galletas, de queso...uff, lo dejo que me estoy poniendo mala, jajaja. Besos

Anónimo dijo...

¿Qué rica?....Cuando Titón y yo subamos algún día de estos a Madrid, tengo que probar tu tarta de zanahorias y chocolate y me la haces.... Me han dicho que te sale riquisima.

Besos Paquitita.

Anónimo dijo...

eso eso queremos la receta de tarta de zanahorias y chocolate. por cierto alguna receta con calabaza de postre?
maria y nico.

Niágara dijo...

Además de la de zanahoria, que no le gusta a House, pondré una tarta de queso con calabaza entre los huecos de los cumpleaños familiares que se avecinan. Suelo colgar una receta semanal para que el blog sea variado.

Anónimo dijo...

por favor pon tambien la tarta de zanahoria y chocolate a mi esposo gruñon le encanta la zanahoria¡¡¡¡¡ y a veces ya no se con que sorprenderle, de postre ¡¡¡¡ Adela.

Niágara dijo...

El lunes 23, aunque no es día de recetas, saldrá la entrada con la tarta de zanahoria y su introducción correspondiente. Además de la receta original de Ghirardelli he añadido una versión light.