jueves, 13 de diciembre de 2012

Belleza interior

La belleza atrae. Ya lo dice la bella Marcela en uno de mis fragmentos preferidos del Quijote: »Hízome el cielo, según vosotros decís, hermosa, y de tal manera que, sin ser poderosos a otra cosa, a que me améis os mueve mi hermosura (...) Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable." El contemplar algo bello produce placer y el placer despierta emociones que hacen que uno se sienta mejor. Se asocia con la virtud porque es equilibrado y armonioso, posee delicadeza y serenidad. Sin embargo la cualidad de la belleza de una persona es difícil de describir. No es tan sólo una obra de arte, no reside tan sólo en la perfección y la simetría de sus rasgos sino también, y es lo que la realza de verdad, en la gracia y el ritmo de sus movimientos y, muy especialmente, en el trato.

Al encontrar el cuadro que ilustra esta entrada, pensé de inmediato en Kátia. Antes de conocerla nos sorprendió el enterarnos de que el tito se había enamorado de una joven brasileña, a la que doblaba en edad. Desconozco cómo fueron los orígenes de ese romance pero lo que sí que es cierto es que aquella muchacha conquistó enseguida al resto de la familia. No fue tan sólo por la seducción de su exótica belleza sino por el encanto que irradiaba desde su interior. Todo en ella, la dulzura de sus gestos, su cariñosa sonrisa, su saber estar y su discreción son virtudes que la convierten en una persona entrañable además de hermosa. No sólo es una más de la familia, sino también una de las más queridas. Su suegra la adoraba como a una hija, y ella le devolvió aquel cariño con pequeños y grandes cuidados. Espero que en estos días, en los que ha tenido que regresar a Brasil para estar con los suyos, se sienta arropada por los deseos que le enviamos toda su familia "de aquí".

6 comentarios:

El tito Paco dijo...

Paco, me temo que Grumpy no parará hasta que no sepa la historia completa. Prepárate. Un abrazo y que vaya todo bien.

Pacuelo dijo...

Leche Kátia, una entrada corta pero sin desperdicio, y lo más importante, todo lo que dice es cierto, por lo menos yo lo veo así. Desde España y otras partes del mundo, no creo equivocarme mucho al decir que "La Familia" os manda toda la energía que podáis recibir, especialmente a tu madre.
Besosss

Señora dijo...

Al leer esta entrada he recordado los días tan buenos en los que estuvimos juntos en Cádiz. Allí tuvimos las primeras noticias de la enfermedad de la madre de Katia y lo que siento es que las expectativas, que en principio parecían tan buenas, no se hayan confirmado.
Del mismo modo que nos sentimos tan unidos a Katia al compartir vacaciones, ahora queremos estar con vosotros en esta situación difícil, para la que os deseamos todo el ánimo y buena suerte del mundo.

Anónimo dijo...

La pluma exquisita de nuestra sobrina refleja la realidad de Katia de una forma envidiable. Nos alegramos de como es y de que Grumpy sepa decirlo tan bien. Te queremos y pedimos porque tu madre salga pronto de esta situación, su juventud ayudará a ello.
Un abrazo Y&G

Niágara dijo...

Kátia, ojalá te lleguen mis abrazos. Besos.

Manolo Torres dijo...

Magnífico texto, que me ha encantado leer. Sabes expresar fácilmente y de manera inmejorable, lo que a nosotros nos cuesta tanto describir. saludos, manolo.