viernes, 18 de octubre de 2013

La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero

"La ridícula idea de no volver a verte" es un libro fascinante, distinto, lleno de recuerdos y reflexiones de Rosa Montero puestos en paralelo con la vida y las palabras de un diario íntimo de Madame Curie tras la muerte de Pierre Curie. Habla de escribir y de cómo las palabras transforman al escritor cuya realidad depende no sólo de los hechos sino también de su expresión, motivo por el cual este libro era algo necesario para su autora. Habla de vida y de muerte, de cambiar, de crecer con cada experiencia, de empuje para seguir aunque no se olvide. Habla de amor y de pérdida, de elección y cómo nos afecta, de valores y prioridades. Es un libro personal tanto para la escritora como para el lector. Rebosa sinceridad, optimismo y sentimientos.

Las ideas se hilan unas con otras con tanta agilidad que parecen fluir solas. Es un libro profundo que se lee con facilidad. Posee la ligereza de la madurez. Engancha desde el principio porque te identificas con lo que cuenta, porque te hace pensar, te emociona, te sorprende y te admira.

3 comentarios:

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Hola, Sol, buenos días; pues estaba dudando entre éste y el último de Chirbes, y creo que has terminado de aclararme las ideas. Ya contaremos, ya...

Un abrazo y buen fin de semana.

Elvis dijo...

A mí también me ha encantado. Hace muchos años fui a la Feria del libro y le pedí a Rosa Montero que me firmara una novela. Escogí una de las que no conocía, ya que todo el mundo llevaba su última publicación (creo que amantes y enemigos), y en su dedicatoria escribió "una novela primeriza". Realmente no tiene nada que ver una con otra, y creo que esa madurez y transformación viene de un esfuerzo personal que se intuye también en esta última obra. Me encanta cómo extrae los detalles cotidianos, y los convierte en algo especial.

Chelo dijo...

Aquí estoy, Sol, llegada desde tu comentario en mi blog en el que me invitabas a leer este post.
Por lo que llevo leído, coincido contigo, sobre todo en lo que dices de que "las palabras transforman al escritor".

Me han gustado las pinceladas que has dado, así que ya estoy deseando acabarlo para poder hacer mi reseña.

¡Un beso! y gracias.